miércoles, 3 de julio de 2019

Tiempo de tomar decisiones

Pues sí. Creo que es el momento.

¿Por qué ahora? Bueno, supongo que confluyen numerosos factores. El primero de ellos es, sin duda, de índole práctica. El disco duro de mi ordenador ha ido acumulando bastante material en todo este tiempo en que me voy dedicando, algo irregularmente, eso también es verdad, a colarme en el ámbito literario. Con algunos de mis trabajos he llegado al top y se han ganado la publicación en sellos editoriales, digamos, variopintos.

Pero hay otros trabajos que se quedaron a medio camino. Ganaron algún certamen, o quedaron finalistas, me granjearon cierta mención, o cierta remuneración, pero no consiguieron repercutir en el público. Esas historias quedaron inéditas y, hoy por hoy, es casi imposible que una editorial "seria" considere que tiene interés para ser publicados.

Y, sin embargo, me dolería que se quedaran para siempre convertidos en bits que nadie leerá. Es triste que las historias se olviden.

Por eso, hará cosa de un año, probé eso de la autoedición para dar salida a mis proyectos más experimentales, menos ambiciosos y más libres. Y, oye, la cosa fue bien. Exploré el camino con Mayne Manor y, satisfecho, repetí al poco con la colección Esa mirada y otros cuentos de amor y muerte.

¿He dicho satisfecho? Pues creo que me he quedado corto. Historias que ya pensaba que jamás llegarían al gran público han sido leídas, comentadas, criticadas y valoradas, dotándoles de una vida que llegué a pensar imposible. Ya veis. Internet tiene esas cosas.

De modo que pienso continuar. Y lo voy a hacer desde ya. En breve iré depositando en amazon las narraciones en las que he dejado un poquito de mí. Y, para seguir con la racha, aquí tenéis una historia a la que le tengo mucho cariño. Se llama La trayectoria del halcón. Espero que os guste. La tenéis tanto en formato digital como en papel. ¡Ah! Y para celebrar su lanzamiento, desde el 4 de julio hasta el 8, estará gratis para descargar en kindle.

¿Me echáis una manita, la descargáis y me decís qué os parece? Yo os estaré enormemente agradecido.